Inicio » Blog » Blog del Director »

Blog del Director: El valor de una sonrisa

Avanza el año y llegan las fiestas patrias a toda velocidad, impulsadas por la presión mediática de las elecciones y el cambio de mando.  Llegamos tal vez un poco cansados, con ganas de respirar tranquilidad durante estas fiestas y darnos un buen baño de esperanza ante este nuevo periodo presidencial.

¿Preocupaciones? Sí, muchas.  El panorama económico, los hijos que crecen, la Sunat que te envía una citación..., alguna posible enfermedad o malestar de alguien en la familia.  Las preocupaciones nunca acaban y uno puede perder la paz. Vivimos a veces super-acelerados, tratando de comprimir todo en breves espacios de tiempo y buscando resolver todos los asuntos pendientes de nuestra vida, aunque esto nos parece un imposible. ¿Cómo conseguirlo?  A veces los santos nos dan la luz, el remedio, para con simplicidad ver las cosas desde otra perspectiva y encontrar una solución.  Por eso, nos viene bien recordar la idea de San Josemaría “Todo lo que ahora te preocupa cabe dentro de una sonrisa ”.  

¡Sí!  Efectivamente, la sonrisa debe ser como la condensación de toda la existencia humana. Los bebés, a poco de nacer están ya sonriendo demostrando así el valor de este simple gesto humano.  Es un ejemplo que nos puede servir para toda ocasión: saber sonreír es imprescindible para conducir un grupo humano basado en liderazgo de principios.  Sin embargo, con qué facilidad encontramos gente en nuestros trabajos, por la calle, con la mirada seca, larga, sin aliento ni esperanza.

Ante una realidad así, cabe ponerse triste o cabe reaccionar dándose cuenta que siempre hay un tesoro en el propio corazón desde el que se puede entregar una sonrisa. Y esto cuando incluso uno tal vez no tenga fuerzas para humanamente hacerlo. ¡Cuántas veces nos habrá pasado en la vida familiar llegar a casa cansados y no tener fuerzas para nada!  Sin embargo, allá en el fondo del alma, siempre está el músculo de la fuerza de voluntad capaz de cambiar el rostro cansado por uno alegre y así entrar al hogar aportando la cálida luz del afecto y la comprensión.

La vida familiar, nos recuerda en su peculiar castellano el Papa Francisco, “es un pastoreo misericordioso. Cada uno, con cuidado, pinta y escribe en la vida del otro.”   De esta manera, procurando darse un poco, todos empujamos del carro para que realmente nuestras casas tengan calor de hogar.  No podemos dejar que por las rendijas de la frivolidad, la soledad y el desprecio se apoderen de la vida familiar.  Que nadie en casa pueda decir lo que el poeta latinoamericano Borges : estoy “solo y no hay nadie en el espejo”. 

A veces uno deja de sonreír porque carga en exceso con el peso de las propias carencias. Como explican bien los psicólogo, todos tenemos falencias al lado de muchísimos logros y ángulos de personalidad bastante bien conseguidos. Sin embargo, una perversa óptica personal, deforma la propia figura y no deja ver la realidad. Los defectos se exageran, y como mecanismo defensivo, se exageran también los defectos de los demás. Entonces, surge el genio arisco, la respuesta agria o el gesto de desprecio. Y las personas que están alrededor sufren las consecuencias.

Como podemos apreciar, realmente la idea de San Josemaría expresa bien el poder que da saber reírse de uno mismo y mejor aún si lo hacemos desde la perspectiva completa del punto ya citado:  “todo lo que ahora te preocupa cabe dentro de una sonrisa, esbozada por amor de Dios”.  La espiritualidad añade una dimensión nueva a nuestro esfuerzo por hacer amable la vida a los demás y a uno mismo.  Por eso, siempre resultan saludables los famosos cursos de retiro espiritual, cursillos de cristiandad, o similares, que tanto bien hacen a las personas para poder contemplar su propia vida desde una visión más trascendente, abierta y espiritual.

Que estas fiestas patrias sean ocasión para todas las familias de Alpamayo de renovar el compromiso de vivir siempre con alegría, contagiándola a los demás. 

Blog
Publicaciones
Un día en Alpamayo
Blog del Director
Videos
Calendario
Comedor

Síguenos en

Facebook Youtube Flickr

Palabras clave:

Las más leídas

 

© Colegio Alpamayo. Todos los derechos reservados.
Bucaramanga 145 Mayorazgo, Lima 03. Perú.
Teléfono: (511) 3490111 | Email: informes@alpamayo.edu.pe

Diseño web AVRA.pe