Inicio » Blog » Un día en Alpamayo »

Uso de pantallas en niños y adolescentes

¿Cuál es el límite para usar una pantalla, cuándo debemos poner controles, cuánto es suficiente? Aquí algunos apuntes de cómo manejar un tema como éste.
 
Educar. Es la responsabilidad fundamental de los papás. Nos han educado para alimentarnos, pero no nos han educado para las nuevas tecnologías. Los hijos son nativos digitales y nosotros somos inmigrantes digitales. Por ello, debemos entender que existe una brecha a superar con educación.
 
Cuesta desconectarse. Al estar conectado existe la atención voluntaria y atención involuntaria. Los jóvenes hasta los 25 años van conformando sus conexiones neuronales bajo este patrón. Por ello, debemos preguntarnos cómo el niño podrá activar esas conexiones neuronales con las distintas actividades físicas, con los juegos, con el tacto, con creatividad si  solo se dedica al celular o a la tablet. Hay niños en modo virtual que no desarrollando la atención voluntaria.
 
Los celulares son acaparadores de atención. Si acostumbramos a nuestros hijos a usarlos, el niño se “aburre” cuando le falta una pantalla. Vive en  estado de ansiedad y lo más lamentable es que no va a desarrollar adecuadamente esas conexiones neuronales que le permitirán tener una sana relación con el juego físico.
Hay que potenciar la atención voluntaria. Debemos observar qué hace nuestro hijo. Un niño menor de 2 años, no debe interactuar con pantallas, eso es muy negativo. En la computadora no se juega, solo se entretiene.
 
  1. Las pantallas son ladrones de sueño. Si tiene teléfono smartphone en su habitación, lo tiene todo (eso es peor que tener televisor)
  2. Cenar juntos. Sin teléfono. Hay que escucharle. ¡Fuera acaparadores de atención!
  3. Es mejor escuchar la música que le gusta a tu hijo en el auto, en lugar de que tu hijo esté con el auricular.
  4. La mejor preparación para el mundo online, es el mundo offline, el mundo real.
  5. Hay que incentivar mucha actividad física en los hijos. Más atención real. Hay que enseñarle a contemplar la naturaleza. Hay que enseñarle que la lectura es un entretenimiento. Si de chico no lee, no leerá nunca.
  6. Conclusión: Matar horas en las pantallas es lo peor que puede hacer un chico.Hay que establecer normas muy claras sobre uso de las tecnologías en familia. Debe haber unidad de criterio entre papá y mamá en este tema.
 
Bonus Track
Adicionalmente a la importancia de potenciar la atención voluntaria, hay tres aspectos que debemos trabajar con cada uno de los hijos:
  • Procurar que haya relaciones personales de calidad. Saber relacionarse y sociabilizar.
  • Trabajar la motivación trascendente: ¿Qué hago por los demás? Aquí puede ser importante también que conozcan vidas de personas que hayan hecho cosas por los demás o que hayan sido exitosas.  
  • Cultivar la interioridad. Favorecer la reflexión. El silencio es bueno.
 
En resumen
 
  • Crear un estilo familiar en pantallas. Autocontrol. Compartir. Hacer cosas juntos.
  • Jamás utilizar como premio o castigo las nuevas tecnologías: Ipad, smartphone.  
    • Crear alternativas: momentos de calidad, creatividad, paseos, contemplar la naturaleza.
Blog
Publicaciones
Un día en Alpamayo
Blog del Director
Videos
Calendario
Comedor

Síguenos en

Facebook Youtube Flickr

Palabras clave:

Las más leídas

 

© Colegio Alpamayo. Todos los derechos reservados.
Bucaramanga 145 Mayorazgo, Lima 03. Perú.
Teléfono: (511) 3490111 | Email: informes@alpamayo.edu.pe

Diseño web AVRA.pe